Museo al aire libre de Hakone

"La pleureuse"

“La pleureuse”

El desayuno en el hotel ha sido idéntico al de ayer, no variaba ninguno de los platos del bufet. Hemos hecho un check-out rapidísimo (como todos) y nos hemos subido cuesta arriba con la maleta y las mochilas hasta la parada de autobús. Hemos cogido de nuevo el H, pero esta vez en dirección a Odawara. Nos hemos bajado en Kowakidani Station y allí hemos tomado el Hakone Tozan Railway, aunque tan solo hasta la siguiente parada, Chokoku-no-mori, que es la que más cerca queda del Museo al aire libre de Hakone, nuestra visita de hoy. De hecho, esta parada de tren está justo al lado del museo, más cerca que la parada de autobús que, sin embargo, es la que recomiendan.

El museo tiene principalmente esculturas, con la particularidad de que están todas al aire libre, integradas con la naturaleza. El entorno del museo es precioso, con árboles, estanques, puentes. Algunas de las esculturas son móviles y otras están pensadas para que los niños interactúen con ellas subiéndose o metiéndose dentro. Hay un laberinto y un edificio que debería tener dentro una especie de red donde los niños pueden meterse y saltar, pero que estaba cerrado.

"Espacio curvo"

“Espacio curvo”

Interior de "Escultura sinfónica"

Interior de “Escultura sinfónica”

Laberinto "Jardín de estrellas"

Laberinto “Jardín de estrellas”

También tiene algunos edificios con exposiciones. Uno de ellos está dedicado a Picasso y tiene piezas de cerámica, dibujos, etc.

Hemos aprovechado para comer en el museo, en un restaurante tipo bufet, buscando, una vez más, variedad de comida.

Pabellón de Picasso

Pabellón de Picasso

Comida variada

Comida variada

Nos vamos a Utsunomiya

Hemos cogido de nuevo el Tozan Railway, esta vez hasta Odawara. El tren no va directo, te tienes que bajar en Hakone-Yumoto y, en el mismo andén, coger otro tren. Los trenes están sincronizados, pero hay que darse prisa.

El tren serpentea por la montaña. Va en las dos direcciones por la misma vía, por lo que hay puntos concretos donde se cruza con otro que va en sentido contrario. Normalmente son estaciones, pero a veces hay tramos sin salida donde se mete a esperar a que pase el otro tren o para cambiar de vía, porque la bajada la hace por escalones. Todo esto hace que tarde bastante más que el autobús en llegar a Odawara, pero merece la pena, aunque sólo sea por las vistas.

Una vez en Odawara hemos recogido las maletas, pagando los 1200 yenes que faltaban en monedas de 100. Luego hemos encadenado dos shinkansen, un Kodama hasta Tokio y un Yamabiko hasta Utsunomiya, donde tenemos nuestro siguiente hotel. El hotel, el Chisun Hotel Utsunomiya, está justo frente a la estación, sólo hay que cruzar. Aunque primero hay que averiguar por dónde, claro.

Tras hacer el check-in hemos cenado en uno de los restaurantes que hay cerca del hotel. Hoy ha tocado la especialidad de la zona: gyoza. Son una especie de empanadillas, hechas de forma similar al dim sum chino, aunque más fritas. También las sirven cubiertas de queso. Deliciosas.

Gyoza

Gyoza

Ya con el estómago lleno, nos hemos vuelto al hotel a descansar.

Anuncios
Categorías: Hakone | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: