Dorado y Plateado, con Filosofía

Kinkaku-ji

Hoy hemos vuelto a coger un tren hasta Kioto. Luego, en la estación de Kioto, hemos cogido el autobús 205 hasta Kinkaku-ji. El trayecto ha sido bastante largo, porque el templo está bastante lejos del centro.

Kinkaku-ji

Kinkaku-ji

El templo Rokuon-ji (“Templo del jardín de los ciervos”), conocido informalmente como Kinkaku-ji (“Templo del pabellón de oro”), fue construido en 1397 como villa de retiro del shogún Ashikaga Yoshimitsu y convertido  posteriormente en templo budista por su hijo. El pabellón dorado recibe ese nombre debido a que sus plantas superiores están recubiertas de pan de oro.

El pabellón ha sufrido varios incendios a lo largo de su historia, el último de ellos en 1950, provocado por un monje con trastornos mentales. El edificio actual es de 1955, y en 1987 se reemplazó todo el pan de oro. Actualmente se utiliza como almacén de reliquias sagradas de Buda.

Junto al pabellón hay un jardín con un estanque cuyas piedras representan la historia de la creación (según los budistas). La visita se realiza rodeando el lago y viendo el pabellón desde todos los ángulos.

De camino a la salida hay una casa de té donde hemos aprovechado para probar un té verde sentados en el suelo, acompañado con un pequeño bollito relleno de pasta de judía roja. Muy cerca de la casa de té está el Fudōdō, un pequeño templo dedicado a Fudō Myō-ō, una iracunda deidad budista que lucha contra el mal directamente en el infierno, por lo que se le suele conocer como el dios del fuego. Junto a este pabellón está el tenderete donde te ponen el sello del templo. Aquí aprovechan y te ponen de los dos (cobrándote el doble, claro).

Té verde

Té verde

Fudōdō

Fudōdō

Ginkaku-ji

Al salir del templo hemos tomado otro autobús, el 204, hacia otro templo, el Ginkaku-ji. Este templo está en la otra punta de la ciudad, por lo que el paseo también ha sido bastante largo. Junto a la parada del autobús comienza el paseo del filósofo, pero enseguida lo hemos abandonado para coger la calle que sube hacia el templo.

Ginkaku-ji

Ginkaku-ji

Ginkaku-ji (“templo del pabellón de la plata”) es como se denomina habitualmente al templo Jisho-ji. Fue construido en 1482 como villa de retiro del shogún Ashikaga Yoshimasa, aunque el pabellón plateado se terminó poco después de su muerte, en 1490. Fue convertido posteriormente en templo budista, según la última voluntad del propio Yoshimasa.

El pabellón de la plata se construyó emulando al Kinkaku-ji (“templo del pabellón dorado”), construido por el abuelo de Yoshimasa. Y aunque la intención era la de cubrirlo con láminas de plata, al final no se llegó a hacer (se piensa que por problemas de presupuesto). Así que, a pesar del nombre por el que aún se le conoce, el templo no es en absoluto plateado.

Los dos principales edificios del templo se quemaron a mediados del siglo XVI y fueron reconstruidos en el siglo XVII. Durante el siglo XVIII se añadieron otros dos de los edificios actuales.

Este pabellón es más pequeño y bastante más feo que el otro, pero el entorno en el que está es mucho más bonito, con cascadas de agua y puentes. Hay también un jardín zen de arena (o, más bien, pequeñas piedrecitas) colocada haciendo diversas formas. Una parte simula las olas del mar y el montón representa el monte Fuji.

Hay una zona más elevada desde la que se puede ver todo el complejo. Se accede por medio de un buen montón de escaleras. Aunque es opcional.

Jardín zen del Ginkaku-ji

Jardín zen del Ginkaku-ji

Estanque del Ginkaku-ji

Estanque del Ginkaku-ji

Vistas del Ginkaku-ji

Vistas del Ginkaku-ji

El paseo del filósofo

Udon con tempura de gambas

Udon con tempura de gambas

Bajando por la calle del templo, nos hemos metido en un pequeño restaurante que, además de las típicas mesas para comer sentado en el suelo, también tenían de la versión con sillas, para extranjeros. Hemos probado unos udon y un par de platos de arroz con carne. Estaba todo francamente bueno, aunque comer los udon con palillos no es tarea sencilla. A nuestro hijo le han traído una cuchara para el arroz.

Luego hemos vuelto al paseo del filósofo y lo hemos seguido recorriendo. Se trata de un camino de piedra que transcurre durante un kilómetro y medio junto a un canal delimitado por cerezos. El camino debe su nombre a Nishida Kitaro, un filósofo contemporáneo que paseaba a diario meditando por este lugar de camino a la universidad. El canal, que tiene 20 kilómetros de longitud en total, conecta con el lago Biwa. Fue construido durante el periodo Meiji y se utilizó para alimentar la primera planta hidroeléctrica de Japón.

El paseo es bastante bonito, aunque a los sakura (cerezos) ya casi no les queden flores. Cuando llevábamos algo más de la mitad del paseo, y viendo que es todo igual, hemos decidido desviarnos a la carretera principal para coger un autobús de vuelta a la estación de JR. Llevamos muchos kilómetros andados estos días y hay que ahorrar fuerzas para los que aún nos quedan por delante.

Paseo del filósofo

Paseo del filósofo

Más paseo del filósofo

Más paseo del filósofo

Al final ha resultado buena idea, porque nos hemos podido sentar sin problemas y luego, cuando hemos llegado a la parada más cercana al final del paseo del filosofo se ha llenado hasta los topes. Además, nos ha debido tocar el conductor kamikaze de Kioto, que no paraba de dar bandazos, frenazos y acelerones bruscos, provocando violentos desplazamientos en masa de los que iban de pie, alguno de los cuáles ha estado a punto de caerse sobre nosotros.

Hemos cogido otro shinkansen para volver a Shin-Osaka y hemos comprado algo de comida para cenar en el hotel. Toca poner otra lavadora y hacer las maletas, que mañana nos vamos a Hiroshima.

Anuncios
Categorías: Kioto | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: